El Infinito + Uno

Tu Area Lounge en Internet

18:18

Chrysler - R.I.P

Publicado por Luiguio |

DETROIT (Agencias) — Chrysler LLC paralizará temporalmente la mayoría de sus plantas manufactureras por hasta 60 días a partir del lunes a medida que la compañía busca la reorganización bajo la protección de las leyes de bancarrota.

La fabricante de autos señaló que se vio forzada a declarar la bancarrota luego que no consiguiera obtener concesiones crediticias de sus acreedores.

La quiebra afecta a 24 de sus subsidiarias estadounidenses en las que tiene una participación del 100%, pero no a sus operaciones en Canadá, México y otros países.

Chrysler presentó el jueves la bancarrota tras no lograr un acuerdo con sus acreedores para reducir su deuda, en la primera quiebra de una automotriz de importancia en la historia de Estados Unidos.

Pese a las negociaciones de las últimas semanas, que siguieron hasta el último día del plazo que dio el Gobierno a la firma para reestructurarse, Chrysler no consiguió el apoyo total de los tenedores de bonos, lo que desencadenó el final.

Al mismo tiempo, se espera que durante el proceso de bancarrota Chrysler selle una alianza con la italiana Fiat, que se quedará con una participación accionaria inicial del 20% en la firma.

Fiat podrá convertirse en socio mayoritario una vez que Chrysler devuelva la ayuda de emergencia que le dio el Gobierno.

La solicitud de protección por bancarrota bajo el Capítulo 11 del Código de Quiebras, realizada ante un tribunal de Manhattan, generará una reacción en cadena en toda la industria automotriz: incluyendo a rivales, proveedores, concesionarias y los cientos de miles que viven de la industria.

Como parte de la presentación, el gobierno estadounidense proveerá a la empresa de 3.500 millones de dólares en financiamiento a Chrysler y hasta 4,500 millones en financiamiento de salida.

El presidente, Barack Obama, dijo que espera que todo el proceso de quiebra tome entre 30 y 60 días.

La bancarrota es una señal de que Obama está preparado para jugar duro con los prestamistas y probablemente fije el tono del Gobierno para las discusiones similares que habrá con los acreedores de General Motors, que debe reestructurar sus operaciones antes de que acabe mayo.

Mientras Obama manifestó su apoyo a Chrysler y a su alianza con Fiat, apuntó sus críticas a los inversionistas que no quisieron llegar a acuerdo.

"No estoy con ellos. Estoy con los empleados de Chrysler, sus familias y comunidades", dijo el mandatario.

"No estoy con aquellos que se resisten, cuando todos están haciendo sacrificios. Ese es el por qué apoyo los planes de Chrysler de usar nuestras leyes de quiebra para terminar con sus obligaciones pendientes", agregó.

Esta no es la primera gran medida gubernamental para Chrysler.

En 1980, el presidente Jimmy Carter firmó una ley para entregarle más de 1,000 millones de dólares en garantías crediticias.

Otra vez el estado de Michigan, y particularmente la ciudad de Detroit, será gravemente perjudicada con los problemas de las automotrices.

"La actual crisis de la industria, con el potencial de quiebra o de consolidación, representa un cambio fundamental en la base económica del estado, más que una simple crisis cíclica", dijo Moody's en un reporte.

"La bancarrota es a lo que ellos han estado apuntando por varios meses", comentó Mirko Mikelic, administrador de cartera de Fifht Third Bank.

El presidente ejecutivo de Chrysler, Robert Nardelli, dejará la compañía cuando ésta salga de la quiebra. El Gobierno tendrá seis miembros del directorio de la nueva empresa y Fiat nombrará a tres.

Con información de Dow Jones y Reuters

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Subscribe