El Infinito + Uno

Tu Area Lounge en Internet

18:40

¿Cómo se hace una estrella?

Publicado por Luiguio |


Hoy vivimos tiempos extraños tanto en relación a gustos musicales como a la vida misma, todos somos en apariencia tan diferentes, vestimos, hablamos, nos relacionamos de formas distintas al pasado (o tal vez no), así también creamos iconos musicales, en apariencia de la noche a la mañana de un súbito parece como si las grandes cadenas nos vendieran a su nuevo artista como el mejor material de la historia, pero también ese material esta y por mucho al alcance de todos nosotros (GOD BLESS THE NET) por lo que también hace de nosotros críticos férreos de lo que es bueno o no. En nuestro poder tenemos el alzar a un artista por los aires o dejarle caer en su propia mediocridad.

¿Pero que te hace ser una estrella?, ¿Qué te convierte en un icono musical?, En este mundo han llegado estrellas que pasa el tiempo y no desaparecen, por el contrario se mantienen en el gusto de la gente ¿Dónde dejamos a personajes como un Frank Sinatra, un Freddie Mercury, o nuestro orgullo nacional Pedro Infante?, pero la pregunta es ¿Que es lo que los ha convertido en estrellas que nunca pasan de moda?, ¿Cómo logran mantenerse en la cima sin necesidad de sacar un dueto, una recopilación de éxitos, un reencuentro, un Cd de rarezas, o revivirse de la misma tumba?.

Mentes que asumiríamos por un instante como brillantes, como genios musicales que logran con sus notas sacar desde nuestra misma alma trozos de espíritu mismo, un caluroso grito de despiadado amor, un gutural lamento de dolor o un simple yeah¡¡¡ rockero.

Son pedazos irremplazables de nuestra historia pues en nuestra vida jamás volverá a haber un Freddie, un Pedro o un Frank pues los que salga como resultado serán solo viles copias de lo que fue, En muchos casos la vida de estos iconos están plagadas de escándalos, desde tórridos romances, patéticos finales o simple y sencillamente muertos a manos de nuevas enfermedades, pero esto no demerita el hecho de que aun hoy a pesar de todo lo negativo ocurrido en sus pequeñas vidas terrestres, seguirán siendo para nosotros pedacitos del mismo universo.

Aun así queda en el aire la pregunta que en un inicio se propone, ¿Cómo se hace una estrella? Creo que nuestra historia nos responde: es imposible hacer una estrella de la noche a la mañana, pues los resultados suelen ser catastróficos, musicalmente hablando; claro está. Los pequeños one hit wonders de estaciones de radio o los grupitos fresas que salen así nomas -llamaradas de petate diría mi abuelo-.

Hace poco vinieron a mi ciudad dos grupos -Kinky y Sussie 4- y ambos grupos a excepción de algunos de sus integrantes se sentían traídos al mundo de la mano del mismito Papa Dios en cuna de oro y con Pañales de Seda (jajajajaja), antes bien deseo dejar en claro que musicalmente para muchos pueden ser grandes iconos, otros dirán que son basura, a mi no me corresponde ser su Juez; solo me limito a decir que en definitiva tienen lo suyo y que merecen todo mi respeto, pero de eso a creerse Rockstar hay una abismal diferencia.

Así bien hoy en día para mi pequeña mente no hay un icono que logre ese resultado o por mucho alguien o algunos que logren ser catalogados como iconos musicales pues para entrar al gusto del pueblo se necesita ser un Genio.

Para ser estrella es necesario contar con una experiencia de vida tremenda y plasmar en sus letras su vida misma, ser capaces de hacer clinch con la audiencia, hacernos tararear esa canción una y otra vez hasta cansarnos, hacernos buscar la letra en el Google, provocar nuestro deseo de aprender la letra y corearla en el instante mismo en que cualquier grupo de “quinta” se atreva a ensuciar sus acordes e intentar sobajar la letra misma con un patético murmullo tratando de esconder el hecho de que de letra nomas no saben ni cómo va.

Ser estrella es jamás morir, es mantenerse en nuestra mente hasta que nuestra muerte llegue y aun después quedar en la mente de los que son nuestros descendientes para que ellos a su vez transmitan a sus congéneres la sensación de libertad que te da el acorde de una pieza magistral de música interpretada por nuestro mismito icono musical.

Por eso me atrevo a decir que Estrellas actuales no hay, son solo aprendices que en un futuro ya sea cercano lejano aprenderán de la vida y si ellos desean plasmaran lo que alguna vez lo intentaron y con éxito sus predecesores.

Una Estrella no se hace, solo se transforma poco a poco hasta lograr el clímax de su historia personal y dejar en nuestros oídos trozos de su vida.

Nota al margen: Este ensayo se da gracias a los acordes poderosos de un Queen que el tiempo no logra borrar y que espero en Dios transmitir a mi descendencia pues Regueton y todo ese ton siempre habrá quien lo haga pero un Bohemian Rhapsody jamás volverá a existir.

David Wallace

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Subscribe