El Infinito + Uno

Tu Area Lounge en Internet

16:00

La Venganza de Moctezuma -Sven Bye

Publicado por Luiguio |

MÉXICO -- El pueblo clamó por venganza... y exigió la cabeza de Sven-Göran Ericksson... y la Femexfut, ¡siempre tan complaciente con su afición!, le cumplió.

Ambas televisoras fúricas en su contra encabezaban las protestas, y con razón, si son millones los que pierden. Y si para acabarla el sueco manda a Guardado al lateral derecho, a Magallón lo saca de la defensa central, a Bravo lo saca de la delantera central, no mete a Nery ni a Vuoso desde el inicio y se pone a experimentar con el grupo, pues ya es el máximo responsable de la crisis del fútbol mexicano, que en realidad sólo lo es del Tri, porque de menso habría aceptado que le dieran la olímpica y las subs, para que le fuera como a Hugo. Apenas a unas horas del desastre vivido en Honduras el estratega sueco recibió la noticia, casi sin dormir, ni dirigentes, ni cuerpo técnico, se llegó al veredicto final... ¡adiós Sven! A fin de cuentas, alguien tiene que tener la culpa de tanta frustración que vive esta fiel afición.

¡Pero eso no es lo peor! Ahora resulta que todos, ¡pero toditos! hasta los que le rogaron que viniera a suceder a Hugo Sánchez, clamaron por la venganza. Bueno, la cosa está que arde... ¡y no es para menos! Con lo que le vimos al Tri, o mejor dicho, lo que no le vimos, no queda más que esconder la cabeza cual vil avestruz y ni de broma decirse hincha mexicano, porque si su Tri juega como Omar Bravo, los Carlos, Vela y Salcido y todo el grupito de Sven, pues como que da penita ¿no cree? Por mayor empeño que se ponga en buscar algo positivo de la visita a Honduras, ¡no hay manera! No sólo porque lo que se vio del Tri, fue para puras vergüenzas y ahora sí, que ni a quien echarle la culpa, porque si el primer gol hondureño se ayudó de la "mano de Maradona", o de quien sea, el penal que se emberrinchó Nery en tirar, eso sí, impecablemente, también fue regalito del árbitro... tal vez le dio pena ver al Tri tan humillado que pensó en darles un poquitito de orgullo.

Pero no, ya de nada servía. Claro, el más desencajado era Sven que estaba a horas de decir adiós, aunque Justino Compeán había dicho lo contrario apenas un día antes, pero quedó claro desde el tercer gol catracho, ahí inició la campaña de medios para sacarlo, y acuérdense como le fue a Hugo. Pero el grupo no le respondió, no entendió su estrategia, ni él entendió al futbolista mexicano, que es inseguro, pésimo para definir frente a la portería rival, malo para tiros de media distancia, no se diga para los de larga, enredado, envidiosón, marrullero, grillo, indisciplinado... ¡bueno ya mejor no le sigo! Porque siendo honestos, todos son responsables, empezando por ese Jorgito Vergara que se empeñó en traer el sueco, por el grupito que lo apoya, esa famosa Comisión de Selecciones, que hasta hoy no ha servido de nada, ¡qué decir de Compeán y Decio! y de los mismos jugadores.

Para ejemplo dos botoncitos: los Carlos, Vela, flamante campeón mundial juvenil y goleador del torneo de Perú, no aprende y sigue dando patadas arteras, pidiendo a gritos tarjetas y queriendo hacerle al héroe solito, ¡eso no fue lo que le enseño Chucho! Y Salcido, ese es prepotente y fallón, porque muy rudo, muy rudo, pero no para defender lo que realmente le corresponde. Grillo y altanero le exigió a Hugo que lo alineara y como no se le cumplió el capricho se fue, ahora se hace expulsar de cuando en cuando, como si fuera una estrategia para no asistir a las convocatorias, o al menos eso hace pensar, porque la jerarquía de jugar en Europa se debe mostrar siempre, especialmente con su Selección... por aquello del honor.

La verdad es que a muy pocos les queda el nivel de seleccionado, acaso Andrés Guardado, aunque esta vez no lució, Memo Ochoa aunque le reventaron tres goles, Magallón, cuando juega en su posición, Fernando Arce y Leandro Augusto por actitud, Nery Castillo por enjundioso, aunque hoy se le pasó la mano y Matías Vuoso que siempre está a la caza del gol. Pero no es suficiente, falta mucho orden, un esquema táctico y sacar tanta grilla del Tri, de pantalón largo y corto.

A Ericksson parecía que lo mareaban y hacían lo que su gana les daba, o que ya querían que se fuera, aunado a que el sueco insistió en ensayar en partidos oficiales, lo que debió ser en sus entrenamientos y llegar con una estrategia bien definida, en la que se aprovechara el potencial, aunque sea escaso, de los jugadores con que contaba.

Porque si de algo no podemos culparlo es que de esto es lo que hay, lo mejorcito dicen los que saben y ahí si, ni modo que Sven haga milagros. Honduras nos ganó con un fútbol atrabancado, sin mucha técnica, a velocidad y al contragolpe, pero sobre todo con ganas, lo que parece le falta al Tri.

Y empezar por reconocer que desde hace décadas México se estancó, los países de la región crecieron y con lo que tienen, ya no les pueden ganar, porque ya lo dijimos, en el Azteca con la ayuda de la altitud... para muestra vean la goliza de Bolivia sobre Argentina.

La noche triste de Sven comenzó en San Pedro Sula, porque sus horas estaban contadas, tanto así que hasta en columnas políticas dijeron que hasta el presidente mexicano, Felipe Calderón, pidió formalmente que regrese el Vasco, y Aguirre se rumora, está listo, sólo que con él, los jugadores sí tendrán que andarse derechitos y dejar sus poses y caprichos. ¡Adios Sven...! La aventura por México, al parecer, le salió cara con todo y la dolariza que se llevó. Ahora falta el merecido castigo a los jugadores que no merecen usar la camiseta tricolor, y a los directivos que son responsables de la crisis... ¿será que eso lo veremos?


Martha Guerra
es periodista deportiva desde 1988 y colaboradora de ESPNdeportes.com Consulta su archivo de columnas.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Subscribe